jueves, 11 de diciembre de 2014

Ya tenemos maestro

Desde que en el siglo XVI se fundara La Orden Hospitalaria de los Hermanos de San Juan de Dios, su labor ha estado siempre muy unida a la atención de los enfermos más pobres y desamparados. Pues a pesar de ser una Institución, centrada principalmente al orden hospitalario, su acción no se ha limitado solamente a la curación de las enfermedades, sino que su misión se ha extendido a otros campos de la formación humana, es decir, a la acción educativa de sus acogidos, principalmente los niños. Podemos afirmar sin duda alguna, que en este campo educativo, la Orden Hospitalaria siempre ha tenido muy en cuenta la formación integral de la persona.

El Sanatorio Marítimo en los años 60-75.
La creación del Sanatorio Marítimo de San Bernardo y San Hermenegildo en la ciudad de Gijón supuso para muchos niños asturianos no solo una mejora en su calidad de vida (que de ninguna otra manera podrían de conseguir por no disponer de recursos económicos para sufragar tantas intervenciones quirúrgicas y largos tratamientos de recuperación y recuperación) sino también, y en muchos casos, salvarse de una muerte  segura.  Siguiendo en nuestro aspecto educativo, es importante destacar, que desde el primer momento, en el que El Sanatorio Marítimo inició sus primeros pasos, la preocupación por los niños enfermos fue mucho más allá de la atención hospitalaria, siendo uno de sus principales objetivos el cubrir sus necesidades educativas. Si recordamos en el acto inaugural del Sanatorio Marítimo, nuestro Padre Provincial el H. Claudio Piña, en aquella tarde del 8 de Septiembre del año 1945, decía:
"Y como en general, no pocos de estos procesos curativos son de una marcada lentitud, a veces años, aprovecharemos este precioso tiempo para dar a nuestro pequeños en sus mismos lechos y salas, que vienen a constituirse en escuelas propiamente dichas, la instrucción primaria y religiosa conveniente"
Este niño esta dibujando en su mesa-cama.

Al iniciarse el curso escolar 1961-62 y tras laboriosas gestiones ante las autoridades académicas del Ministerio de Educación y Ciencia y dentro del Consejo Escolar Primario, Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, se ha abierto la Escuela Unitaria en nuestro Sanatorio Marítimo poniendo al frente de la misma a un Maestro Nacional que desde el primer momento se ha captado las simpatías de todos los niños que se encuentran encantados con el nuevo sistema que la Orden Hospitalaria ha puesto para el mejor aprovechamiento durante su estancia en este centro, que a la vez que mejoran sus dolencias corporales, mejoren también sus conocimientos y todo sirve para hacerlos más aptos para el día de mañana ser útiles a la sociedad y así mismos, y que no sean una carga para sus familiares y para la sociedad.
Nuestra Escuela Unitaria, Sanatorio Marítimo, ha quedado inscrita a la Escuela Pública de nuestra ciudad de Gijón, Héroes del Simancas, que es la más próxima al Sanatorio Marítimo.
Además del Sanatorio Marítimo hay escuelas unitarias, que funcionan de igual modo en los hospitales infantiles de San Rafael en Madrid, Hogar y Clínica de San Rafael en Vigo, Santa Clotilde en Santander etc. El nuevo maestro que tan bien ha sido recibido por los niños y por Los Hermanos de Comunidad, es el madrileño y se llama,  Jesús López Solórzano.

Gerardo Alonso Matías




lunes, 17 de noviembre de 2014

Renovarse es muy importante y … Saludable





Han pasado más de 15 años desde que el Hospital infantil, San Bernardo y San Hermenegildo, Sanatorio Marítimo, se fundara. Como toda obra material, con el paso de los años se deteriora y necesita de unas mejoras para poder cumplir mejor los  objetivos para la que fue fundada. Desde hace algún tiempo se ha visto la necesidad de mejorar algunos de los servicios, que son muy necesarios y que ya están en muy malas condiciones. Estos servicios no son otros que, ampliar la Sala de Rehabilitación, que se ha quedado pequeña, dado el número de niños, que diariamente pasan por ella; se ve la necesidad de crear un gabinete de Odontología por la gran cantidad de niños, que acuden diariamente a nuestras consultas médicas.
Quirófano.

El cuadro de especialidades, de que se compone la Clínica, se hace imprescindible su transformación y habrá que reformar, partiendo desde la portería, el gimnasio,  sala de reconocimientos, sala de escayolas, despachos médicos, en fin, que la obra a acometer comprende casi en su totalidad, la parte derecha del edificio, visto de frente. Hay que acometer una gran obra, con el añadido, de que  esta parte del edificio no tiene sótano y el piso está bastante deteriorado, pues cuando se edificó no tenía sótano y éste estaba puesto sobre relleno y al paso del tiempo este relleno había cedido por muchas partes dando lugar a hundimientos con roturas de baldosas y muchos desniveles. También es necesario reconstruir la tubería general del desagüe, pues estaba dando lugar a filtraciones y humedades con frecuentes obstrucciones de difícil solución.
Llegado el momento y después de haber pasado un tiempo de reflexión y con los correspondientes presupuestos sobre la mesa, se empiezan las obras que son tan necesarias y que van a durar unos cuantos meses.
Transcurrido el tiempo necesario, se finalizan dichas obras y del resultado de las mismas el Sanatorio Marítimo adquiere otra fisonomía distinta a la que estábamos acostumbrados a ver. Se ha montado una piscina para rehabilitación en el Gimnasio de 3,60 m de larga por 1,60 m de ancha y 1,25 m de profundidad, en su alrededor lleva unos pasamanos de madera, se ha pintado de azul su interior, como todas las piscinas.  A lo largo de sus paredes, lleva dos radiadores para su calentamiento a través de una  calefacción y se ha colocado una pequeña barandilla para que los niños se sujeten bien, durante el tiempo que dure el baño.

Al Gimnasio se le ha dotado de un nuevo material, dos espalderas, una escalera horizontal para que los pacientes puedan colgarse, unas bicicletas, unos remos, un plano inclinado, una mesa de masaje, unas paralelas….etc., este servicio del gimnasio es muy concurrido diariamente y de él hacen uso la mayoría de los niños hospitalizados.  
Gabinete de Odontología.
Se ha renovado también el gabinete de Odontología, el cual se ha renovado en su totalidad e incluso se le ha dotado de un prestigioso odontólogo gijonés, el Dr. D, Carlos Luis Nespral. Este servicio es muy concurrido, no solo por los  niños hospitalizados, sino por muchísimos niños asturianos que acuden a su consulta. También se ha mejorado el quirófano dotándole que nuevos materiales. La Sala de recreo de la Comunidad de Hermanos y la Biblioteca han sido también renovadas y dotadas de nuevo mobiliario y nueva adquisición de libros. Podemos decir que después de todas estas construcciones y renovaciones, el Hospital Infantil, Sanatorio Marítimo, es un modelo de hospital Infantil entre los existentes de su clase. Por todo ello y a la vista de su buen funcionamiento, de los especialísimos cuidados de que disfrutan los niños acogidos en sus instalaciones y de los óptimos resultados clínicos obtenidos hasta la fecha, merece la pena, que todas las personas, que de una u otra forma, colaboran en su mantenimiento y prestan  su colaboración económica se sientan orgullosas del Sanatorio Marítimo, tan querido por el pueblo gijonés y por el asturiano en general. El Marítimo seguirá prestando su ayuda y su razón de ser, a todos los niños asturianos que lo necesiten. 
Las chicas de la Cruz Roja. Concha Velasco, Mahor, Katia .
y el H. Prior Abel Trabajo.


El Sanatorio Marítimo continua recibiendo infinidad de visitas de muchos asturianos y de cuantos artistas visitan la ciudad de Gijón, Últimamente nos honraron con su presencia las artistas cinematográficas que han intervenido en la película (Las chicas de la Cruz Roja) Katia Loritz, Conchita Velasco, María Mahor etc. en todo momento estuvieron acompañadas nos el H. Prior Abel Trabajo, dichas artistas quedaron gratamente sorprendidas al ver a nuestros niños y comprobar el trato, que en esta casa reciben tanto de los empleados, del gremio facultativo y de Los Hermanos de San Juan de Dios.


Gerardo Alonso Matías


viernes, 14 de noviembre de 2014

El Dr. D. Aquilino Hurle En El Recuerdo


Cuando finalizaba el año 1961 en nuestro hospital infantil de San Bernardo y San Hermenegildo, Sanatorio Marítimo, se vivieron unos acontecimientos dignos de resaltar. Efectivamente, en la mañana del día 2 de Diciembre y cuando apenas habían sonado las 10 de la mañana, empezaron a llegar al centro hospitalario las autoridades civiles, militares y eclesiásticas, no solamente de la villa de Gijón, sino también de la capital del Principado. El acto, que iba a tener lugar en esta fría mañana invernal, merecía esta expectación y esta concurrida asistencia. El Gobernador Civil del Principado, D. Marcos Peña Royo; El Presidente de La Diputación Provincial, Sr. López Muñiz; el Alcalde de Gijón, D. Ignacio Bertrand; El representante del Sr. Arzobispo, Rvdo. D. Manuel Álvarez Menéndez, Arcipreste de Gijón, nutridas representaciones del Clero gijonés y  de los Colegios de Médicos de Oviedo y Gijón y los familiares del Dr. D. Aquilino Hurlé de Velasco, encabezados con su viuda Dña. Maruja del Castillo e hijos. Todos ellos fueron recibidos y cumplimentados a la entrada del Sanatorio Marítimo por el H. Provincial de la O. Hospitalaria, Fray Francisco de Sales Carrasco y el H. Superior del Hospital, Fray Esteban Flecha.

Primeramente se bendijo la piscina atemperada para facilitar el ejercicio acuático de los niños paralíticos, en el período post-operatorio y de recuperación. Seguidamente se dio acceso al nuevo Gabinete Odontológico, que una vez bendecido, quedó abierto al público. También se ponía en servicio una potente lámpara de rayos ultravioletas en Fisioterapia.

Trasladada toda la comitiva al vestíbulo del Sanatorio se descubrió una placa de mármol y bronce dedicado al Dr. D. Aquilino Hurlé de Velasco (q.e.p.d.) siendo la  misma señora del Dr. Hurlé quien descorría la cortina entre grandes y emotivos aplausos de todos los asistentes. Un niño hospitalizado en el Centro, en nombre de todos sus compañeros, hizo entrega a la Señora viuda del Dr. Hurlé, de un magnífico ramo de flores entre los aplausos de la concurrencia y que Dña. Maruja, en espontáneo acto, depositó al pie de la lápida conmemorativa, reproduciéndose los aplausos de los asistentes.  A continuación hizo uso de la palabra  el Dr. D. Luis Cueto Granda, como Director médico del Centro, Sanatorio Marítimo, quien resaltó la personalidad de su antecesor y le presentó como modelo de una vida consagrada totalmente al Sanatorio Marítimo, obras y ejemplos, que perdurarán para siempre en este Sanatorio Marítimo. Seguidamente el H. Provincial de la Orden Hospitalaria Fray Francisco de Sales tomó la palabra y entro otras cosas, dijo: El sagrado deber de la gratitud nos reúne en este sencillo y emotivo acto, con el noble propósito de honrar la memoria del siempre recordado e ilustre Dr. D. Aquilino Hurlé de Velasco, primer Director Facultativo de este Sanatorio Marítimo, tan entrañablemente querido por todos los asturianos. Más tarde expondría las relaciones que D. Aquilino tenía con La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, para finalizar su discurso dando las gracias al Cuerpo Facultativo del Sanatorio Marítimo a quien nos toca expresar públicamente nuestro sincero reconocimiento y profunda gratitud. Este selecto grupo de médicos encabezados por el entrañable amigo el Doctor D. Luis Cueto, todos saben es, por su saber y por sus virtudes, digno sucesor del recordado Dr. D. Aquilino Hurlé.  A ellos, pues, y el haber hecho coincidir  el descubrimiento de esta lápida recordatoria con la inauguración de estas nuevas instalaciones, constituyen, creemos sinceramente, el mejor homenaje que podíamos rendir, a quien sólo anheló la continuidad y progreso de una obra consagrada a estas criaturas tan predilectas de Dios. A todos muchas gracias. 
El Sr. Alcalde de Gijón, D. Ignacio Bertrand con emocionadas palabras hizo una semblanza del homenajeado, el hombre bueno y querido de todos que fue el Dr. Aquilino Hurlé, que en este Sanatorio Marítimo, de los Hermanos de San juan de Dios, dio todo su leal saber y entender, que fue mucho, en beneficio de tantos niños lisiados, que eficientemente fueron atendidos por el ilustre y muy recordado D. Aquilino Hurlé. Cerró el acto la Señora Viuda de D. Aquilino Hurlé, quien pudo expresar en sentidas palabras su honda emoción y gratitud a los los presentes por el cariñoso homenaje hecho a su querido esposo D. Aquilino Hurlé de Velasco; una cariñosa y oportuna salva de aplausos puso término a sus últimas palabras de intensa fuerza emotiva.

Terminados los actos reseñados, fueron invitadas las autoridades y asistentes todos a pasar a un salón continuo donde fueron obsequiados con una copa de vino español. La prensa local y las emisoras de radio locales y del Principado se hicieron eco de este acontecimiento.
Gerardo Alonso Matías.


domingo, 2 de noviembre de 2014

H. Antonino Núñez Vicente

Corría el año 1959; en el mes de Agosto del presente año, La Orden de San Juan de Dios, provincia de Castilla y América del Sur, celebraba  en la Casa Madre de Palencia el Capítulo Provincial. La expectación, siempre, que se celebran estas reuniones, es enorme, porque todos están expectantes en conocer qué H. Superior va a dirigir durante los próximos tres años, la casa correspondiente, en este caso, El Sanatorio Marítimo.
Por fin después de 5 agitados días de reuniones, llega a Gijón la noticia de que ha sido elegido H. Provincial de Castilla y América del Sur para el trienio 1959-62, El H. Francisco de Sales Carrasco y H. Prior de esta casa de San Bernardo y San Hermenegildo, Sanatorio Marítimo, el H. Antonino Núñez Vicente. El día 30 de Agosto llega a Gijón el nuevo superior y el mismo día toma posesión de su cargo.  El H. Antonino es muy conocido, en esta casa, pues anteriormente fue el  P. Provincial  de Castilla y América del Sur y fueron bastantes las visitas, que realizó a nuestro  Hospital Infantil, Sanatorio Marítimo. Para el H. Antonino la casa de Gijón le era muy familiar, los Hermanos y los niños habían recibido su elección con alegría y satisfacción. Toda la familia hospitalaria del Marítimo había puesto en el Hermano Antonino las mayores esperanzas y la mayor confianza en su futura gestión.
Cuando mayores eran las esperanzas y cuanto mayor era la confianza, que se habían puesto en el nuevo Superior, he aquí, que aquejado de una grave enfermedad, que ya llevaba arrastrando durante más de tres años y que parecía que había desaparecido, corrió la noticia que nadie deseaba escuchar. El H. Antonino se había trasladado a Madrid al hospital de San Rafael para tratarse de su enfermedad.
Quien fue el H. Antonino? El nuevo Superior de Gijón había nacido en Santibañez de Zarzaguda, villa de la provincia de Burgos, un 12 de Junio del año 1912. Con 12 años de edad abandona su hogar paterno e ingresa en la Escolanía del Sagrado Corazón de Jesús de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en Ciempozuelos, Madrid. Más tarde haría el Noviciado en la casa de Calafell en Tarragona. Su primer destino, como hermano profeso, fue Ciempozuelos, más tarde el Sanatorio Psiquiátrico de Palencia,  después Santa Águeda en Mondragón Guipúzcoa, de nuevo Ciempozuelos, más tarde Santurce en Vizcaya y siendo aún muy joven es nombrado el primer Prior de la Casa de Santander. Al H. Antonino le correspondió llevar, durante 6 años todo el peso organizativo del nuevo Sanatorio. En Santander tuvo que afrontar los grandes perjuicios causados por el huracán y el incendio de la capital de Cantabria, ocurridos el año 1941, que fue un desastre natural que tuvo lugar en la ciudad española  durante la madrugada del 15 al 16 de febrero del año 1941.considerado el incendio más demoledor en la historia de la ciudad. El año 1942 durante su mandato la casa de Santander cambió de nombre y pasó de llamarse Colonia del Asilo de San Rafael a llamarse Sanatorio Infantil de Santa Clotilde. Más tarde asumiría el Priorato del hospital de San Rafael en Madrid. El año 1950 fue elegido H. Provincial de Castilla y América del Sur.  Uno de los desvelos del H. Antonino en estos años de su mandato, se orientó a la  formación intelectual   y técnica de los aspirantes a la Orden, dando un marcado impulso a los centros de formación de los jóvenes aspirante y ofreciendo las mayores facilidades para que pudieran rendir el fruto deseado. El H. Antonino tuvo un gran cuidado en la redacción de sus cartas-circulares donde estampó hermosas pinceladas de orientación religiosa y advertencias muy atinadas. En una de sus circulares hospitalarias, el H. Antonino, entre otras cosas,  decía: “Habéis de desempeñar con solvencia vuestros empleos trabajando en ellos, sin miedo al qué dirán, no imitando a esos capataces de las obras públicas, que no hacen más que mirar a los obreros a quienes custodian, sin hacer nada ellos. Poned el hombro al trabajo a imitación de San Juan de Dios, dando de este modo ejemplo de laboriosidad a los empleados, que nos ayudan en las distintas ocupaciones en nuestras Casas.” En otra circular, al hablar del trato, que se deben de dar a los niños hospitalizados el H. Antonino dice: “Habéis de considerar al niño como una cosa sagrada y tratarle y asistirle con aquel respeto con que se manejan las cosas consagradas a Dios. Esos niños, aunque no se dan cuenta del alcance que tienen vuestros mimos exagerados y las caricias, que pasan los límites de la seriedad religiosa, mañana recordarán a aquel religioso inescrupuloso, que empañó su tierna alma y la dejó para siempre herida con el inmundo vaho de los malos deseos, con el agravante de haber sido estragado su corazón por las imprudencias o malas intenciones de un religioso. Nada pues, de sentarse en las camas de los niños hospitalizados  enfermos, ni manosearlos ni mucho menos dejarse manosear de ellos, cosas estas del todo impropias de nuestro carácter religioso y que por otra parte, puede ser causa de perder vuestra vocación religiosa, dejando desprestigiado vuestro nombre y quedando en mal lugar a la Orden, que tan amorosamente os recibió en su seno”.

El H. Antonino a pesar de la escasez del personal religioso que en aquellos años había, se lanzó a la fundación de nuevas casas, levantando en España la Clínica de San Juan de Dios en Burgos, las clínicas Psiquiátricas de Cochabamba en Bolivia y la Clínica de Lujan en Argentina. También logró introducirse en tierras de misiones creando la Fundación de Asafo en la república africana de Ghana.
El año 1956 cuando se celebró el Capítulo Provincial, el H. Antonino cesó en su cargo de Provincial de Castilla y fue elegido Prior de la Clínica Quirúrgica de San juan de Dios en Burgos. En este año el H. Antonino empezó a sentirse enfermo pero supo sobrellevar con gran fortaleza cristiana sus grandes molestias y supo mantener al día la Clínica burgalesa, haciéndola atrayente a los enfermos, que se acogen a los cuidados hospilarios en la misma.

Es en su viaje a Roma el año 1959 donde asistía al Capitulo General, cuando el H. Antonino siente que su enfermedad, que desde hacía algunos años le estaba aquejando, se agrava y tiene que permanecer algunos días cuando regresaba de Roma, en el hospital San Juan de Dios de Barcelona. Restablecido un tanto, asistió al Capítulo Provincial celebrado en la Casa de Palencia en los últimos días del mes de Agosto de dicho año, el H. Antonino fue elegido Superior del hospital infantil, Sanatorio Marítimo de San Bernardo y San Hermenegildo de Gijón.

Apenas tomó posesión de este nuevo cargo, la enfermedad volvió a recrudecerse, De nuevo fue intervenido en una clínica madrileña. Los días del postoperatorio fueron cruciales para su enfermedad, la cual se fue agravando insistentemente. Y en la madrugada del día 15 de Octubre del año 1959, festividad de Santa Teresa de Jesús, entregó su alma al Creador. Tenía 47 años de edad.
 Sus restos descansan junto al de otros Hermanos Hospitalarios en el cementerio de Nuestra Señora de la Almudena de Madrid.

En nuestro hospital Sanatorio Marítimo, los funerales por el eterno descanso del Hermano Prior Antonino Núñez Vicente se celebraron el día 20 de Octubre en la Capilla del centro. A dicho acto asistieron las primeras autoridades de la ciudad, el Sr Alcalde, El Rector de La Universidad Laboral, Los Padres Carmelitas, Los PP Jesuitas de La Inmaculada, y Superiores de todas las casas de Castilla. Celebró la Santa Misa el Rdo. Sr. Cura Párroco de Somió, parroquia a la que pertenece el Sanatorio Marítimo.

El día 17 de Diciembre tomó posesión el nuevo Superior, H. Esteban Félix  Flecha Bayón.
Gerardo Alonso Matías

jueves, 9 de octubre de 2014

El pequeño ruiseñor nos visita

Decíamos en nuestro anterior comentario, que  la fama de nuestro Sanatorio Marítimo había traspasado los límites provinciales de nuestro entorno y ahora debemos sentirnos orgullosos que esa fama y buen hacer es conocido por muchos países lejos de nuestra Asturias del alma. Efectivamente en el mes de Agosto de este año que nos ocupa 1958 nuestro Sanatorio Marítimo conto con la presencia de.  Mrs. Emily Abouchar, Secretaria de la Sociedad Central de Inválidos de Nueva York. Esta ilustre dama neoyorquina vino a España con una única misión: Observar y procurar informes de cuantos establecimientos sanitarios para lisiados e inválidos pudiera ver en España para después remitir los preceptivos informes a Nueva York. El hospital infantil de San Bernardo y San Hermenegildo de Los Hermanos Hospitalarios de Juan de Dios fue uno de los elegidos.- Al llegar al Sanatorio Marítimo fue recibida por el H. Superior y por los Doctores D. Luis Cueto y D. Francisco Palacio. En representación del Sr. Alcalde de Gijón, estaba la concejala Doctora Dña. Carmina Menéndez Manjón.
La Doctora americana,Mrs Emily Abouchar visita el Sanatorio Marítimo.


Fueron visitando las distintas dependencias del Sanatorio, que Mrs. Abouchar examinó detenidamente conversando con nuestros niños, quienes al ver a tantas personalidades irrumpieron en una fuerte ovación a modo de saludo. 

Siguiendo la visita por todas las dependencias del hospital, se detuvo de una manera muy especial en las Salas de Curas y en los aparatos médicos, inquiriendo detalles que le fueron proporcionados por nuestro director D. Luis Cueto. Terminada la visita tuvo la delicadeza de firmar en el libro de honor del Centro. 

El periodista gijonés D. Arturo  Arias consiguió para el diario El Comercio un cambio de impresiones y entre otras cosas le preguntó:

P. Cual su misión en España? 
R. La visita de los establecimientos dedicados a la reeducación de los niños inválidos para continuar la lucha por la vida.  

P. Dónde radica la organización central? 
R. En Nueva York. 

P.-Existen muchas organizaciones similares?   
R. Sí,  y todas dependiendo de la central. Nuestra Sociedad está extendida por todo el mundo y España va a ser incluida.  

P. Beneficios de esas Asociaciones? 
R. Conocer los problemas que existan o surjan entre unas y otras y acudir inmediatamente en su ayudas. 

P. Qué le ha parecido el Sanatorio Marítimo?  
R. Me impresionó favorablemente. Todo es amplio, alegre y se ve que las cosas van estupendamente, se refleja en las caras de los pequeños, bien alimentados e instalados.

En esto que Interviene la Dra. Carmina, quien aclara: Ustedes ignoran que esta Casa-Hospital, Sanatorio Marítimo, vive de las limosnas, de los kilómetros de escaleras, que los Hermanos Hospitalarios limosneros, tienen que subir todos los días en busca de socorros necesarios para que los niños se curen, coman y se eduquen. Mrs. Abouchar se ríe mientras abandona La Sala vitoreada y aplaudida por los niños encamados. .-

P ¿Cuántos inválidos existen en Norteamérica?
R. Veintiocho millones

P Todos pueden volver a la vida, digamos, normal?  

R La inmensa mayoría, sí. Y he aquí el fondo de nuestra misión; salvar los desplazamientos sociales a todos los inválidos, procurando para ellos, la posibilidad de ocupar un sitio sustancial en el mundo. ( Diario El Comercio de Gijón,  periodista D. Arturo Arias).

Las visitas al hospital Sanatorio Marítimo, continúan produciéndose, no importa el mes que sea. Siempre que alguna figura famosa visita la ciudad de Gijón, es muy raro, que no se acerque a visitar a nuestros niños. Hoy Febrero del año 1959, nos visita el gran artista Joselito, sí, el cantante prodigio, pues su edad, aún no ha alcanzado los diez años y ya es un artista de gran personalidad en la cinematografía española y en la canción española. La presencia de Joselito en Las Salas ha constituido una nota de alegría para nuestros niños; después de visitar cama por cama y conversar con todos ellos, firmar autógrafos para la mayoria, nos dejó su voz prodigiosa interpretando algunas de sus canciones y al final de la visita, regaló a los niños unos discos de su película “El Pequeño Ruiseñor”. Al despedirse prometió que volvería a visitar El Sanatorio Marítimo en cualquier otra ocasión y con más tiempo disponible y alegrar, en lo que pudiera, a todos estos niños con su voz viva y admirable.
Nuevo apara de Rayo X adquirido por suscripción popular.
Este año se revistió de una gran solemnidad la celebración de la fiesta de nuestro santo Fundador, San Juan de Dios. Asistió el Sr. Arzobispo de Oviedo y el H. Provincial Higinio Aparicio, también nos acompañó el nuevo Alcalde de Gijón, D. Cecilio Oliver y otras personalidades. Celebrada la Santa misa  por el Sr. Arzobispo D. Francisco Lauzurica y Torralba todos los asistentes se acercaron a la sala de Rayos X donde el Sr. Arzobispo procedió a la bendición del flamante aparato. Este nuevo aparato de Rayos X se ha conseguido por una suscripción popular que se inició hace más de un año, será el sustituto del que poseíamos, que ya estaba muy anticuada. El nuevo aparato es fabricado en España “SICETRON” y su coste se ha aproximado a las trescientas mil pesetas. Una vez más, damos las gracias a los asturianos por su generosa aportación. Gracias.
Gerardo Alonso Matías.

martes, 7 de octubre de 2014

¡Ya tenemos coche!

El Sanatorio Marítimo de Gijón ha sobrepasado las fronteras asturianas y  se empieza a conocer en el resto de España. 

En Oviedo tienen lugar Las Cuartas Jornadas Médicas Internacionales de la (S.E.C.O.T.) es decir, de La Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología.  La apertura de estas Jornadas Internacionales se celebra en la Universidad Asturiana y en  ellas actúan las más eminentes figuras del ramo en España y con destacadas representaciones internacionales  de México, Cuba, Santo Domingo  y Portugal. Después de unos días de conferencias y debates todos los congresistas se trasladaron a Gijón y en el impresionante salón de actos de la Universidad Laboral tiene lugar el acto de clausura. Finalizado este acto todos los congresistas se trasladaron al hospital del Sanatorio Marítimo donde fueron recibidos por el H. Superior y por los Doctores del centro D. Aquilino Hurlé Director y D. Luis Cueto médico cirujano, quienes les mostraron historias clínicas interesantes  de los casos y actividad operatoria verificada en los niños hospitalizados en el Marítimo. Muchos de los Doctores congresistas eran de las casas y hospitales infantiles, que los Hermanos de San Juan de Dios tienen en España y Portugal. Después de recorrer las Salas y charlar con nuestros niños pudieron admirar y elogiar nuestro establecimiento y el esmero con que son atendidos nuestros niños enfermos.

Grupo de médicos  del Nalón en el Sanatorio Marítimo.

Y ya que estamos hablando de médicos y medicina, diremos que el día 31 de Mayo, del año 1956,  festividad del Corpus Christi, es el día señalado de hacerse pública y oficial la noticia de los nuevos nombramientos, habidos en el Sanatorio Marítimo. En primer lugar se nombra como Director  Médico del Hospital Infantil de San Bernardo y San Hermenegildo, Sanatorio Marítimo, al estimadísimo Dr. D. Luis Cueto Granda, quien desde la fundación de este Centro, con una ejemplar y desinteresada abnegación, ha venido desempeñando la responsabilidad de médico cirujano y colaborador del también admirable y querido Dr. D. Aquilino Hurlé (q.e.p.d.). Asimismo y simultáneamente es nombrado como segundo médico cirujano, el especialista gijonés Dr. D. Francisco Palacio González. Ambos nombramientos fueron publicados por la prensa local, los diarios El Comercio y La Voluntad. El sagaz periodista local, Bastián Faro abordó a D. Luis Cueto y le hizo una entrevista para su diario La Voluntad en la que D. Luis dio a conocer diversos proyectos y problemas que el Sanatorio Marítimo tiene planteados en vista de solución.



En estas fechas, 17 de Junio se produce un hecho singular en el Sanatorio Marítimo y es la reelección por otro trienio más  del Hermano Superior de la Comunidad, H. Abel Trabajo.
 El día 27 de Junio de este año 1956 con ocasión de celebrarse la festividad de Ntra. Sra. del Perpetuo  Socorro, la Hermandad de Médicos, que con este título la tienen por Patrona los médicos de la  extensa cuenca minera de Langreo, vienen a festejarla a Gijón y precisamente en el Sanatorio Marítimo. Finalizada la Santa Misa, que celebran en la capilla del Hospital, todos los presentes recorren detenidamente las dependencias del Marítimo, acompañados por los Hermanos y por el nuevo director médico, Dr. D. Luis Cueto quien a lo largo del recorrido por las Salas y visitando a los niños hospitalizados les va explicando las distintas patologías y tratamientos seguidos por nuestros pacientes. Finalizada la visita y después de conversar con los niños, entregaron a éstos juguetes y golosinas. Finalizada la visita todos estos médicos langreanos se acercaron al restaurante Faro del Piles donde celebraron su comida de hermandad.

¡¡ Ya tenemos coche para ir a Gijón y al Molinón!!.

Para cubrir las necesidades del Sanatorio, dado las distancias, que median con la ciudad de Gijón, se ha adquirido una flamante furgoneta, marca Fiat 1.100 tan necesaria en el hospital.  A partir de ahora  este nuevo vehículo va a facilitar el transporte de nuestros niños con suma comodidad, con él a nuestros niños, los que puedan,  se le va a sacar a pasear por la ciudad, por el Parque de Isabel La Católica y muchos domingos a acercarles a presenciar los partidos del Sporting en el Molinón.
Para finalizar este comentario, quiero resaltar  el interés de Radio Asturias dedicando media hora de emisión, todas las tardes, en favor de nuestros niños hospitalizados y cuyo título de emisión  es  “Corazón a corazón” Con tal motivo, son muchas las nuevas suscripciones y donativos que llegan al Sanatorio y son muchos los regalos, en favor de nuestros niños, aportados generosamente por muchos gijoneses.



Gerardo Alonso Matías.


jueves, 2 de octubre de 2014

Cine sonoro para los niños

En estos años, década de los 50, El Sanatorio Marítimo sigue siendo  el punto de referencia para muchas familias asturianas, que tienen algún hijo enfermo.  El cuadro de médico se ha ampliado, las consultas ambulatorias siguen en aumento y las camas de los niños hospitalizados se han ocupado en su totalidad en las dos Salas.


 El  H. Superior informa, que se siguen dando los pasos necesarios para que un maestro se haga cargo de la enseñanza académica de nuestros niños. 
El Sanatorio Marítimo sigue siendo visitado por muchos asturianos, que quieren ver cómo son nuestros niños y cómo funciona el centro, quieren compartir con los niños enfermos parte de su tiempo libre. A mucha gente le parece imposible, que una obra como la que están llevando a cabo Los Hermanos de San Juan de Dios, pueda sostenerse simplemente por la caridad de tantos y tantos asturianos.  
Los jugadores del Valencia también han querido unirse a tantos deportistas asturianos, que se han acercado al Marítimo. A las doce de la mañana de un domingo cualquiera, llegaron al Centro encabezados por ese gran avilesino, que forma parte de su plantilla, el jugador internacional Quincoces. Departieron con nuestros niños durante buena parte de la mañana y les obsequiaron  con juguetes y golosinas.
Hoy es día grande en las dos Salas, los niños están inquietos, nerviosos, intuyen que algo grande se avecina cuando llegue la tarde. Efectivamente, a la hora de finalizar la visita dominical de las familias, el Hermano junta a todos los niños y les reúne en la Sala de San Rafael y les dice: ¡¡Vamos a tener cine!! Los niños no salen de su asombro, pues nunca han visto una película y mucho menos en sus Salas, se le informa que D. Nicanor, sí, ese hombre, que tanto les quiere y que tantas visitas les hace con su señora esposa, les ha regalado una máquina de cine sonora. La alegría y la satisfacción de los niños es enorme y su agradecimiento hacia D. Nicanor es grande.
Las fiestas en el Marítimo, siempre se han celebrado con gran solemnidad, pero hay fiestas, que son celebradas de una manera muy especial. Una de estas fiestas es la del Arcángel San Rafael. La tradición de la Orden Hospitalaria  recuerda la presencia del arcángel Rafael junto a San Juan de Dios  y la ayuda que le prestó durante su vida en la cura y alivio de los pobres y enfermos de Granada, como signo de la misión de curar y asistir a los pobres, a los enfermos y a los necesitados.  Se les explicó a los niños, que un 4 de Mayo del año 1748, el Papa Benedicto XIV aprobó y confirmó la petición de la Orden de tener a San Rafael Arcángel como Coprotector principal de La Orden Hospitalaria. En esta festividad va a tener lugar un acontecimiento importante, pues por primera vez en el Hospital de San Bernardo y San Hermenegildo, cinco de nuestros niños, van a celebrar su Primera Comunión, sus nombres son:  Augusto Álvarez, Adolfo García, Fidel Villa, José Fuertes y Luis Pantiga, los cuales habían preparado celosamente, durante bastantes meses, este acontecimiento con el  Hermano de La Sala. La fiesta resultó muy emocionante, tanto para los niños, como para sus familias, que se acercaron al Sanatorio Marítimo para acompañar a sus hijos, hermanos o parientes en tan solemne acto  y compartir con ellos un día inolvidable.
"Como en años pasados, al llegar Las Navidades, en el Sanatorio Marítimo se instala el Belén. Muchos son los visitantes, que se acercan a visitar el Belén del Sanatorio Marítimo de San Bernardo y San Hermenegildo, a orillas del rio Piles y se puede decir, que desde días antes de La Navidad y en lo que llevamos de año nuevo, 1955, muchos han sido los gijoneses y pueblos vecinos que se han acercaco al Hospital para verlo. En realidad merece  y vale la pena admirar todo su conjunto de paisajes, su rio de agua natural con sus cascadas y molino, maravillosamente dispuestos. El efecto de la iluminación es sorprendente en todas sus fases de día y de noche, con sus estrellas y la luna que gradualmente van apareciendo, hasta que desaparecen para dar paso a la aurora Pero donde más se fijan los visitantes y llama la atención, es en la fantástica Cueva  del Misterio, semejando a una cueva natural en la roca de la montaña, con sus estalactitas y estalagmitas, incluso algunas rezumando agua natural  que va a un estanque que se encuentra en el fondo de la misma. Muchas cosas se podrían decir de este artístico Belén, aunque difícilmente podríamos dar una idea real del mismo."
Así se expresaba en la prensa local el diario El Comercio cuando presentaba el Belén del Sanatorio Marítimo en aquellos años 50.
Gerardo Alonso Matías.

martes, 16 de septiembre de 2014

Día de Colecta

En la parte norte del Sanatorio Marítimo, se ha construido un nuevo pabellón con el fin de destinarlo a Granja Agrícola. Este pabellón consta de dos plantas una la parte baja y otra de un primer piso. La planta baja será destinada a vaquería, gallinero, pocilgas, caballerizas y garaje. El piso primero se dividirá en varios apartados: almacenes de piensos y de hierbas para el ganado y viviendas individuales para empleados, con sus correspondientes servicios higiénicos. El importe aproximado de este pabellón, ronda los cerca de dos millones de pesetas. Quién va a correr con estos gastos? Venimos manteniendo a lo largo de nuestros comentarios, que el Sanatorio Marítimo se está financiando con los donativos y las suscripciones, que de una manera desinteresada aportan los asturianos. 

La Orden Hospitalario ha sido el donante de dicho importe desde su Curia Provincial.

Por qué la construcción de este pabellón? La extensión de la finca, donde se ha construido el hospital de San Bernardo y San Hermenegildo, tiene una superficie de 32.070 metros cuadrados y en el hospital construido se han empleado 2000 metros cuadrados, quiere de decir, que hay una hermosa finca de 30.070 metros cuadrados, que va a servir para que en ella se planten todo tipo de verduras y hortalizas y otros productos agrícolas, que serán una de las fuentes importantes del sostenimiento alimentario del hospital.
Tres trabajadores agrícolas y ganaderos se van a encargar de cultivar y cuidar los distintos animales, gallinas, cerdos, vacas y ganado mular, con los se va a cultivar la finca, las vacas, gallinas y cerdos van a proporcionar, en parte, la carne, la leche y los huevos que nuestros, niños van a necesitar para tener una buena alimentación.
Mas, a pesar de todas estas ayudas, la economía del Hospital cada vez es más deficitaria,  debido a los muchos gastos sanitarios, a los medicamentos, en una palabra, a todo lo que acarrea el sostenimiento de tan magna obra benéfica. 
Sin embargo, se está fraguando una nueva fuente de ingresos y aportación económica.
En el mes de Agosto, Gijón  celebra el Día de Asturias. A Gijón en verano acuden muchísimos asturianos de todo El Principado y muchísima gente venida de Madrid, Castilla La Vieja y León. 
Pues bien, con tal motivo, un grupo de gijoneses y gijonesas se han reunido y después de muchos encuentro, discusiones y las debidas deliberaciones, acuerdan, que el Día de Asturias sea el día señalado para celebrar una colecta popular en beneficio del Sanatorio Marítimo.  
Se crea una Junta de señoras y señoritas gijonesas, que se ponen a trabajar y a dar los pases necesarios para llevar a feliz término esta iniciativa. Dña. Paloma Felgueroso, esposa del Dr. D. Luis Cueto, el médico cirujano del Marítimo, fue la persona designada para presidir dicha Junta.
Los medios de comunicación, prensa, radio etc. se vuelcan con dicha iniciativa, de una manera muy especial, el diario El Comercio, con su Director Adeflor, es decir, D. Alfredo García García.
Primera Colecta. Año 1950
Se inician los pasos necesarios y después de las debidas diligencias se solicitan los permisos correspondientes y éstos son aprobados por el Ayuntamiento gijonés y por  La Jefatura de Auxilio Social .Con los permisos concedidos se inician todos los preparativos necesarios para realizar dicha colecta. Se lanza la campaña la campaña propagandista por todos los medios de comunicación locales y regionales, todos los rincones de Gijón son inundados de carteles  y muchísimos niños y niñas voluntariamente, se ofrecen a salir con su hucha por todas las calles y colaborar en beneficio del Sanatorio Marítimo. 
El 6 de Agosto, es el día señalado para la colecta, por la mañana muy temprano aparecieron por todo Gijón las mesas petitorias enclavadas en los puntos más estratégicos de la ciudad y fueron muchísimos los niños y niñas, que inundaron las calles gijonesas, con sus huchas. El resultado de dicha colecta resultó muy satisfactorio, pocas veces se había conocido en Gijón una colecta como ésta, en la que habían colaborado tantas personas, niños, jóvenes y mayores, todos con un único fin, ayudar a las maltrechas arcas económicas del Marítimo.
El total recaudado ascendió a 58123,25 pesetas. Cantidad que se dio a conocer al pueblo de Gijón, a través de los medios informativos. El H. Superior, Francisco de Paula Hernando al día siguiente,a través de las ondas de Radio Gijón y las hojas del Diario El Comercio,  envió un saludo a en nombre de todos los niños acogidos en este Sanatorio Marítimo y en nombre todos los Hermanos al pueblo de Gijón agradeciéndole su colaboración y animando a todos los gijoneses y asturianos, en general,  a seguir colaborando con el Sanatorio Marítimo, a fin de conseguir en un plazo no lejano, ampliar el hospital para  poder acoger a un mayor número de niños y jóvenes enfermos pobres, que estaban por todo el Principado de Asturias bastante abandonados.


Gerardo Alonso Matías.

sábado, 13 de septiembre de 2014

Algo especial esta ocurriendo

Han pasado ya más de cinco años de la inauguración del nuevo hospital. La vida en el Sanatorio Marítimo sigue transcurriendo con normalidad. Las consultas en régimen ambulatorio van en aumento, los ingresos de nuevos niños enfermos ha aumentado considerablemente, de tal forma, que las dos Salas del hospital están ya completas. Los niños, que llegan al Hospital del Sanatorio Marítimo, proceden de todas las partes de Asturias. El Marítimo ya es conocido y querido por  todos los asturianos. El gimnasio de  rehabilitación está funcionando estupendamente, son muchos los niños, no solamente los que están hospitalizados, sino que llegan al Marítimo otros niños de  Gijón y de distintos lugares de Asturias, los cuales necesitan con urgencia rehabilitación.   
Tres  son los fisioterapeutas, que forman el equipo de rehabilitadores, mas,  dicha plantilla  se ha visto incrementada recientemente con la llegada del H. Sebastián  Piñuelo, hombre de una gran experiencia en el campo de la rehabilitación.  De pronto la vida en el hospital se altera, algo nuevo ha ocurrido.
El H. Superior, Francisco de Paula Hernando, ha finalizado su mandato constitucional y pronto será remplazado por un nuevo H. Superior. La labor dejada por el H. Francisco de Paula  ha sido muy encomiable, estos años han sido muy duros, pues todos sabemos que cuando una obra se inicia, cuesta muchísimo ponerla a funcionar y funcionar bien, El Hermano Francisco de Paula deja un recuerdo imborrable entre todos los niños, difícil de olvidar,deja algunos de sus proyectos, que no han podido realizarse por falta de tiempo. 
 Los niños se preguntan por qué estos cambios? No lo comprenden, sin embargo los Hermanos de la Sala se lo explican y todos quedan tranquilos, pensando en cómo será el nuevo Superior.
 En Palencia se han reunido los Hermanos capitulares, se reúnen cada tres años. De este capítulo saldrá elegido, el nuevo P. Provincial y posteriormente los Hermanos Superiores de las distintas casas de la Provincia de Castilla y América del Sur.
Pasados unos días, desde Palencia, llega la esperada noticia, es decir, la fumata blanca, que nos dice, que ha sido elegido nuevo H. Provincial. La elección ha recaído en el burgalés H. Antonio Núñez, hombre muy preparado y con una larga experiencia en el campo de la hospitalidad. Ahora  Hermanos, niños y colaboradores se preguntan: Y al  Sanatorio Marítimo quien  viene?  Pronto la incógnita se despeja  y en la mañana del 9 de Mayo llega la noticia anunciando el nombramiento del nuevo H. Superior, éste será el salmantino H. Juan José Rodríguez.   
El día 14 de Mayo llega al Sanatorio  Marítimo de  Gijón.  A su llegada al  centro es recibido por La Comunidad de Hermanos y por los doctores D. Aquilino Hurlé como Director médico y por D. Luis Cueto cirujano del hospital, dándole la bienvenida el H. José de Pedro, Viceprior de la Comunidad.  
El  mismo  día 14  toma posesión de su priorato. En la tarde del mismo día el nuevo  Hermano visita a los niños hospitalizados, que le reciban con una sonada salva de aplausos y todos quieren verle de cerca y dialogar con él; terminada la visita a los niños, el nuevo H. Superior fue saludando uno a uno a todos los trabajadores y colaboradores del Sanatorio Marítimo.  
Ha pasado más de un mes desde que el nuevo Superior vive entre nosotros, poco a poco va conociendo a todo el personal del Centro a toda esa gran familia  del Sanatorio Marítimo. 

El día 25 de junio, el H. Juan José anuncia a los niños, que próximamente vamos a tener la visita del nuevo Provincial, cuyo nombre es recordado por todos, ya que hace tan sólo un mes que fue elegido, recordamos su nombre? Efectivamente, es el H. Antonino Nuñez, que llegará a Gijón el día 26. Los niños se impacientan al recibir la noticia y todos están deseosos de conocerle. La mañana amanece limpia de nubes y todo hace presagiar, que se va a disfrutar de un día veraniego. 
Medio de locomoción para conducir al H. Provincial desde la estación hasta el Marítimo? La charret? Un taxi? De pronto, suena el teléfono y al otro lado del hilo se oye la voz de una persona muy querida y amante del Sanatorio Marítimo, quien ofrece su flamante “Cadillac” para acercarse hasta la estación del ferrocarril y recoger a los Hermanos, que desde Madrid llegan a Gijón en tren. A las once y cuarto el H. Superior acompañado de otro hermano de la Comunidad, parten hacia la estación, un poco preocupados por el maldito  "qué dirán las gentes, cuando vean a dos Hermanos de San Juan de Dios en un haiga como éste” que lleva hasta radio y todo. Con dicho automóvil tan  elegante  crucemos Gijón…

                                 
Mas aunque había pareceres contradictorios, que si , que no (entre los Hermanos)... sin embrago, también a había otros que decian: la gente se alegrará viéndonos en un haiga, tan elegante, pues ya están cansados de vernos recorrer y patear  las calles de Gijón  recogiendo las limosnas para nuestros chicos. 
Llega el tren, nos saludamos y las sorpresa llega cuando nos dirigimos al mejor coche, que les estaba esperando. Aprovechamos la ocasión para darnos una vuelta por la ciudad de Gijón para que nuestros visitantes se hagan una idea de cómo era la Villa de Jovellanos.
Cuando llegamos a casa Los Hermanos de la Comunidad nos estaban esperando  y acompañados por los Doctores D. Aquilino Hurlé y D. Luis Cueto. 
Pocos fueron los días, que duró la visita del H. Provincial, pero dio tiempo suficiente para que  nuestro hermano se llevara en sus retinas y en su corazón, una imagen inolvidable de esta nueva casa hospitalaria de San Juan de Dios, de este nuevo Sanatorio Marítimo y sobre todo, de estos niños enfermos, tan queridos por todos y que tanto se alegraron con su visita.

Gerardo Alonso Matías.


lunes, 8 de septiembre de 2014

Con La Capacha al hombro…


 Los ingresos económicos para poder mantener el funcionamiento del Hospital y poder dar respuesta médica, académica y mantener a todos aquellos niños enfermos, se obtenían a base de las limosnas  de todos los asturianos, que desde un principio acogieron como suyo el Sanatorio Marítimo de San Bernardo y San Hermenegildo. Los Hermanos de San Juan de Dios se habían organizado, de tal forma, que todos los rincones de Asturias eran pateados, calle a calle y barrio a barrio por aquellos religiosos, que familiarmente, se les llamaba  los “limosneros”. Cuatro eran los Hermanos, que  a las 8 de la mañana, de un día cualquiera, tomaban su capacha e imitando a Juan de Dios por las calles de Granada, tomaban los trenes de cercanías de  Avilés, Cuencas Mineras o capital del Principado y recorriendo calles y poblados, recogían  las limosnas, que voluntariamente,  les eran entregadas por los asturianos para sus niños.
Los niños tomando el Sol. en esta hermosa terraza.


"Hoy día es impensable pensar en  una Institución, que se cree y se dedique única y exclusivamente a niños  pebres y enfermos, que no tienen ningún tipo de recursos para pagar su hospitalización, que todo tiene que ser a base de donantes, de benefactores para poder subsistir; yo tuve la suerte de encontrar una benefactora y en la cabecera de mi cama había una placa en la que figuraba el nombre de dicha  persona, que ayudaba a costear los gastos de mi estancia en el Sanatorio Marítimo. Cómo se desarrollaba aquello? Parecía imposible que pudieran atender a tanta gente, más de 60 niños, todos ellos atendidos por la Comunidad  de Hermanos de San Juan de Dios e incluso los gastos, que ocasionaban  las operaciones, la atención sanitaria y la hospitalización.  Los Hermanos salían por toda Asturias a pedir para los niños del Marítimo. Los niños que estábamos en el Marítimo éramos todos pobres, pobres de verdad, si recursos económicos de ningún tipo, yo he llegado a pensar, que si no  hubiera existido  el Sanatorio Marítimo, no sé, no sé cómo habría podido luchar contra mi enfermedad, a lo mejor no estaba ahora aquí contándote estas cosas, por tanto, yo siempre estaré muy agradecido al Sanatorio Marítimo y siempre lo tendré en un pedestal, pues en el pasé una parte muy importante de mi vida” Así se expresaba el antiguo alumno/usuaria del Sanatorio Marítimo en aquellos años 50, José Ramón Zapico. José Ramón Zapico con los años  sería Alcalde de Pola de Laviana y Presidente del Parlamento Regional Asturiano.

Sr. Obispo de Atenas visita el Sanatorio Marítimo.


Aunque el número de visitas ha descendido últimamente, sin embargo mucha gente sigue  visitando a los niños hospitalizados. Hace unos fechas el Marítimo recibió la visita del Sr. Obispo Theodosi (Grecia) quien visitó a los niños acompañado del P. Tineos Tipaldros, ilustre jesuita español, que durante muchos años perteneció a las misiones griegas en Polonia . Fueron recibidos por el Hermano Superior y la Comunidad de Hermanos. Los niños al verles aparecer en sus salas irrumpieron en una cerrada ovación, que el Sr. Obispo correspondió con mucho afecto y cariño hacia todos ellos.  Después les dirigió unas palabras  exhortándoles  a que desde sus lechos del dolor pidieran al Todopoderoso por su Grecia querida y decía a los niños, que de los 7.000.000 millones de habitantes, que en entonces tenía Grecia (Años 50) solamente 45.000 eran católicos , los niños volvieron a mostrar su afecto y cariño a estos ilustres visitantes, quienes antes de finalizar la visita al Sanatorio Marítimo firmaron en el libro de honor del centro donde el Sr. Obispo dejó escrito: “ Bendigo de corazón esta obra tan agradable a Dios de los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios . Cristo, el amigo de los niños, bendiga la Obra y bendiga a aquellos, que se sacrifican por estos pequeños, amigos de Jesús.
Gerardo Alonso Matías.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Todos quieren ver y colaborar en pro de los niños

Han pasado ya los tres primeros años después de la inauguración del Hospital de San Bernardo y San Hermenegildo, Sanatorio Marítimo, que regentan los Hermanos Hospitalarios de San Juan de Dios. La vida hospitalaria ya está muy bien encauzada, las consultas ambulatorias de todas las especialidades son muy numerosas, sobresalen, como es natural, las consultas ortopédicas. Las dos Salas están ocupadas, los niños están siendo muy bien atendidos y se vislumbra la llegada de un maestro, que se encargue de la escolaridad de los niños, aunque siendo tan alta la matrícula escolar, tendrá que seguirse contando con la colaboración de los Hermanos.  La vida rutinaria del quehacer diario en el hospital, salta por los aires en algunos días,  porque algún otro acontecimiento altera la vida de nuestros muchachos. Nos vamos a fijar en las visitas y actos que a lo largo de estos años han alterado esa monotonía hospitalaria.  Nos fijaremos en las visitas que a lo largo de estos tres años se han realizado para poder visitar a nuestros niños. En primer lugar la visita que los jugadores del Real Sporting de Gijón realizaron a nuestro hospital. Un grupo de jugadores acompañados por el directivo Sr. Canto departieron con nuestros niños y los jugadores los obsequiaron con juguetes y caramelos. La presencia de los jugadores constituyó un verdadero acontecimiento para los pequeños por ser la primera vez que veían a sus ídolos de cerca y hablaban con ellos. 
D. Luis y el H. Superior con los matadores  en el callejón.
A la visita del Sporting, siguió una becerrada en el coso del Bibio a beneficio del Marítimo, los toros pertenecían a la ganadería Encinas de Palencia y los diestros, que actuaron fueron Molina, Cándido Morena y Ramonín Álvarez, quienes al día siguiente de su actuación visitaron y compartieron una mañana en el Hospital  con nuestros niños. En el Hípico Astur nuestros niños (los que podían levantarse) fueron invitados a presenciar el concurso de carreras. En el hipódromo se encontraron con el joven y famosísimo ajedrecista Arturito Pomar,  quien estuvo saludando a todos nuestros niños y se comprometió a acercarse al Marítimo y celebrar unas simultáneas con ellos. Pasados unos días Arturito cumplió su promesa y acompañado de sus padres celebró seis  partidas  simultáneas con nuestros pacientes, resultando cinco victorias a su favor y una partida en tablas. Ni que decir tiene que la  Sala reboso de alegría y todos los niños gozaron con la presencia de este joven ajedrecista. Más tarde sería el Coro Asturiano, quien deleitaría con sus canciones a los niños, coro dirigido por el maestro Sergio Domingo, quien llenó de alegría y satisfacción a nuestros niños. Otro acontecimiento vivido en nuestro Sanatorio Marítimo fue que por primera vez en su capilla un Hermano de San Juan de Dios, el asturiano H. Anselmo Menéndez, de La Cuenca Minera, hacia su profesión solemne. El Padre Provincial, Claudio Piña fue el encargado de dicha ceremonia.

Así seguiríamos dando cuenta de tantos y tantos acontecimientos vividos por nuestro Sanatorio Marítimo y es que todos los asturianos de una u otra forma querían colaborar y querían aportar sus donativos y cariño a estos niños acogidos en su hospital.
Arturo Pomar en una de sus simultánes.
El Dr. Luis Cueto Granda, el médico cirujano del hospital era un gran aficionado a los toros y un día se le ocurrió organizar una corrida, en toda la regla,  en beneficio del Marítimo y un 12 de Octubre dicha corrida se celebró en la plaza del Bibio con muy buena entrada de espectadores. Colabora con D. Luis el locutor de Radio Gijón D. Enrique Granados. El éxito fue muy grande y la recaudación bastante suculenta para los tiempos que corrían. La mañana siguiente a la corrida celebrada, todos los matadores y sus cuadrillas fueron invitados por D. Luis y D. Aquilino Hurlé, el director del hospital,  a pasar una mañana en el Marítimo, en compañía de los niños, que les recibieron con  grandes aplausos tan pronto les vieron llegar a las Salas. No querría olvidar,  entre las muchas visitas de gentes, a  D. José González, sí, el famoso cantante asturiano, El Presi, quien acompañado de Anselmo Prado hicieron las delicias de nuestro niños con sus canciones asturianas llenas de sentimiento y alegría.
Terminaremos esta entrada haciendo mención a la visita canónica, primera que se celebraba en el Marítimo, por Hermano Provincial de Castilla, Claudio Piña, quien acompañado del  H. Roque Pinazo, secretario provincial, permanecieron en la casa de Gijón durante unos días. Los niños cuando le vieron llegar a las Salas irrumpieron en una sonada ovación  a lo que el P. Claudio correspondió saludando uno a uno, a todos los niños. El P. Provincial agradeció a los niños esta acogida que le habían dispensado y resalto también, la gran labor que los Hermanos estaban haciendo con todos los niños de las Salas. Anunció que pronto tendrían un maestro  que se encargaría de todas las tareas escolares, aunque dado el gran número  de niños seguiría contando también con la colaboración de los Hermanos.
La visita se dio por finalizada regresando a Madrid el P. Provincial y el H. Secretario Provincial.  

Gerardo Alonso Matías.